VERANO = PARÁSITOS EXTERNOS = CONTROL = VISITA AL VETERINARIO

Con la llegada del verano y el aumento de las temperaturas, aparecen también unos viejos conocidos de nuestras mascotas, los parásitos externos, que son insectos muy pequeños que infestan al animal, hospedándose en su piel, alimentándose de su sangre y actuando como agente o vector de otras enfermedades. Los principales y más comunes parásitos externos son las pulgas, las garrapatas, sarna, piojos y mosquitos.
Pueden causar numerosas alteraciones en nuestras mascotas como la anemia e irritaciones de la piel, pero también pueden actuar como transmisores de numerosas enfermedades. Por esto os recalcamos la importancia que tiene la correcta protección frente a estos.

Dependiendo de la ubicación de la zona donde vivimos, costumbres: salir al parque, al campo, contacto con más animales, etc. y del clima de nuestro entorno o del lugar al que vamos de vacaciones con nuestros perros y gatos encontraremos unos parásitos u otros y más abundancia o menos.

Las pulgas son el parásito más común e irritante que afecta a los perros y gatos. Pueden provocar complicaciones en la piel como la dermatitis alérgica por pulgas (DAPP), que es una reacción alérgica que se produce en la piel del perro como respuesta al contacto con la saliva de la pulga, y también pueden transmitir otros parásitos o enfermedades como un gusano plano llamado tenia Dipylidium cuando nuestra mascota ingiere pulgas parasitadas y otras enfermedades como: hemobartonelosis, tularemia, ricketsiosis, etc.Depositphotos_19220327_original

¿Y las garrapatas? La infestación por garrapatas es menos grave que las enfermedades que transmiten, las enfermedades más conocidas son la babesiosis, ehrlichiosis, salmonelosis, brucelosis, tularemia, hemobartonelosis y la enfermedad de Lyme.

Algunos mosquitos son también agentes transmisores de enfermedades como la Leishmaniosis y la Filariosis, es por ello muy importante conocer si habitan en nuestras zonas de vivienda y paseo.

Para evitar y controlar a estos parásitos es fundamental la prevención, mediante los productos antiparasitarios adecuados para cada especie, el hábitat y los parásitos presentes en la zona. Por lo que os recomendamos que vengáis a la clínica para que os asesoremos sobre cuál es el antiparasitario más adecuado a vuestra situación y la forma más adecuada de aplicación: pipetas, comprimidos, sprays, shampoos, lociones o collares. No lo dejéis para más tarde.

una mascota con protección antiparasitaria es una mascota sana y feliz.