El mal aliento en los perros

El mal aliento en los perros ¿es normal? No, estrictamente hablando, el mal aliento se origina por la acumulación de sarro en los dientes.

El sarro se compone de cristales de sales minerales dela saliva, restos de comida, células y bacterias. Y suele ir acompañada de inflamación en las encías (gingivitis) y sangrado.

Si no se elimina el sarro, es probable que se caigan las piezas dentales del animal.

En las razas pequeñas o ‘toy’ (como Yorkshire, Pomerania o Shit-Zu, entre otros) y las razas braquicéfalas (Bulldogs franceses, boxers o Carlinos, entre otros), los dientes se “apiñan” debido a la estructura especial de sus arcos dentales en un espacio reducido, tienen más contacto entre sí, y la acumulación de sarro es más fácil.

Pero esto no solo afecta a los perros, ¡también a los gatos!

Para evitarlo, es necesariolimpiarles los dientes con cepillo o los dedos al menos una vez a la semana, y limpiar los dientes con un spray o pasta de dientes especial para mascotas.

Sin embargo, si no lo hemos hecho, y ya hay sarro en la boca de nuestro perro o gato, inicialmente amarillo y luego marrón, entonces necesitamos realizar una limpieza profesional de los dientes.

La mayoría de los gatos y perros mayores de tres años presentan sarro en los dientes.

¿Cómo se limpian los dientes a perros y gatos en una clínica?

Esta es una intervención común en las clínicas veterinarias, que incluye el uso de equipos de ultrasonidos por parte de los veterinarios para eliminar el sarro y la placa adherida a la superficie de los dientes y para mantener la integridad de los dientes mediante la eliminación profunda de cualquier resto de suciedad.

Durante todo el proceso, el animal permanece anestesiado y controlado.

Luego se utiliza una fresa especial para pulir los dientes y eliminar la placa bacteriana para recuperar su apariencia saludable.

Una vez completado todo el proceso, bajo la estrecha supervisión del veterinario, se observa al perro hasta que despierta de la anestesia.

Riesgos de tener una mala higiene:

La acumulación de sarro o placa bacteriana en los dientes de los animales puede dar lugar a diferentes patologías:

  • Encías inflamadas y contraídas, que pueden provocar pérdida de dientes.
  • Caída de dientes.
  • Mal aliento.
  • Estomatitis.
  • La placa bacteriana puede propagarse a través del torrente sanguíneo a órganos importantes como el corazón o los riñones, causando problemas graves como endocarditis.
  • Las bacterias pueden permanecer en los huesos (osteomielitis), causando mucho dolor y artritis séptica.

Alimentar a nuestros animales con pienso seco y de calidad ayuda a evitar el desarrollo de sarro, pues están diseñados para que sus dientes puedan atravesarlos, dejando menos residuos en sus dientes. Los alimentos húmedos y blandos para uso humano contribuyen a la formación de placa bacteriana en los animales.

Si tu perro tiene sarro y mal aliento aprovecha la campaña de este mes, llámanos de inmediato y reserva tu cita en: 914 293 502