¡Achís! No dejes que tu perro se resfríe

Tos, estornudos, mucosidad, dolor de cabeza, dolor muscular, pérdida de apetito… ¿Te suena, verdad? Son los síntomas claros de que te has resfriado. Pero no, en esta ocasión no vamos a hablar de ti sino de tu perro que sufre los resfriados propios de estas fechas igual que tu y con el mismo malestar.

perros-enfermos

Como siempre, la prevención es la mejor medicina así que toma nota de algunos consejos para evitar que tu perro se resfríe.

Prevenir mejor que curar

1-Evita exponer a tu perro a choques térmicos, tanto en invierno como en verano.

2-Tras el baño, seca bien todo el cuerpo de tu perro, con ayuda de una toalla y un secador. No dejes zonas húmedas.

3-Manten al día el calendario de las vacunas que debes administrarle. Podrás evitar que se resfríe y cualquier problema respiratorio más importante.

4-No dejar que se relacione con otros perros que sabemos ya están resfriados.

Si, aún con todos estos cuidados, no hemos podido evitar que nuestro perro se resfríe, además de paciencia, haz que este bien hidratado en todo momento (el agua le ayudará a diluir la mucosidad); déjale su espacio y tranquilidad para que descanse; ayúdale a comer añadiendo al pienso seco un poco de alimento en salsa o blando; no lo saques a la calle si el tiempo no acompaña y, lo más importante, mímalo mucho. A ellos también les gusta una ración extra de cariño cuando están enfermos.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *